26 nov. 2009





De noches que me pueden pasar
la de tu boca mirándome como una fruta madura.
De noches que me pueden suceder
la de tus besos esparciéndose
en el aire
de una canción sin letra.
De noches que pueden ocurrir
la de que te maten
mis ojos negros
no te dejen ver
y termines en mi cama
recibiendo respiración torso a torso.