21 mar. 2011



Cuando recibas el aplauso
o el silencio espeso de dios
y salgas de la vida.
Cuando te saques el maquillaje
y te encuentres sin el vestuario.
Te encuentres sin las luces.
Cuando salgas a la calle para volver
a tu muerte normal
entonces quizás y recién
puedas entender algo de tu personaje. 







3 comentarios:

Pablo dijo...

el silencio espeso de dios...aplauso

Anónimo dijo...

muy bello, hacía mucho que no pasaba por tu blog. cerré el blog anterior y perdí el link. qué bueno volver a entrar.

saludos,

rodrigo

Acicalada dijo...

de pie. ovación.